miércoles, 23 de mayo de 2012


Pituophis deppei

No es muy común encontrar a este amigo, pero si te lo llegas a topar seguro no te acercarías a saludarlo, lo más probable es que huirías o te quedarías pasmado; y esa podría ser una razón por la que se le llega a conocer como (sin cuates) cincuate .

Cincuate viene del vocablo náhuatl "cincoatl",  "cin" significa maíz y "coatl" serpiente, entonces su nombre significa "serpiente del maiz"; esto se debe a que se les encuentra fácilmente en los cultivos de maíz, ya que en ese lugar su alimento es abundante. El cincuate que también es conocido como culebra ratonera o alicante, lleva como nombre científico Pituophis deppei




Debes saber que Pituophis deppei es una especie endémica inofensiva de México, que de acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010 se encuentra amenazada y requiere protección especial, pues además de ser temida por algunos es deseada como mascota por otros, lo cual ha generado que su población disminuya.

Se pone en esta categoría a la flora y fauna que podría llegar a encontrarse en peligro de desaparecer a corto o mediano plazo si se siguen operando los factores que inciden negativamente en su vida, al ocasionar el deterioro, modificación de su hábitat o la disminución del tamaño de sus poblaciones (NOM-059-SEMARNAT-2010)

Puedes encontrarla en gran parte del territorio mexicano, en estados que van desde Chihuahua hasta Oaxaca; sus lugares favoritos, dentro de estas entidades, son aquellos en los que puedan descansar entre rocas, hojarasca y pastizal, como en bosques de pino,  matorral xerófilo o tierras de cultivo (por eso el nombre de culebra ratonera); también se le puede encontrar en asentamientos urbanos.

La culebra ratonera, es una serpiente constrictora robusta, de cabeza semipuntiaguda, no tiene colmillos, sólo dientes de 3 mm de largo; lo que la hace distinta a las demás es que en la región ventral tiene una coloración amarillenta con pequeñas manchas oscuras en todo su cuerpo, también hay otras tonalidades como el rojizo. Su cuerpo alargado puede llegar a medir hasta dos metros.

Estas serpientes son ovíparas y en temporada reproductiva (que se lleva a cabo entre julio y septiembre) pueden llegar a tener 18 huevos. Cuando las crías rompen el cascaron deben valerse por sí mismas y comenzar a buscar su alimento, pues la madre sólo elabora su nido, pone sus huevos y se va.


Al cincuate le gusta realizar sus actividades durante las horas más cálidas del día, recordemos que como buen reptil es de sangre fría. Entre sus  hábitos se encuentran el buscar aves, lagartijas, ratas o conejos, todos ellos para alimentarse. También le agrada asustar a individuos incautos y a sus posibles rivales, fingiendo ser otra serpiente enrollándose y golpeando su cola contra alguna rama, simulando el sonido de una víbora de cascabel.

Generalmente les gusta alejarse de las personas, pero si te llegas a encontrar alguna, lo primero que debes hacer es guardar la calma y no molestarla, pues al verse en peligro ella podría atacarte, por ello sólo debes alejarte silenciosa y lentamente, ellas no acostumbran seguir a las personas que encuentran. De hecho, estamos seguros que ella tendrá más miedo que tú.

Bibliografía: 
LOT, Antonio. Guía Ilustrada de la Cantera Oriente. Caracterización ambiental e inventario biológico. México: DR.   Universidad Nacional Autónoma de México, 2007. p. 208-209.
LOT, A. y Z. Cano-Santana (eds.)  Biodiversidad del Ecosistema del Pedregal de San Ángel. . México, DF: UNAM, 2009. 
Normas Oficiales Mexicanas: NOM-059-SEMARNAT-2010






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada