miércoles, 29 de agosto de 2012

Orquídeas: belleza insólita.


Un mundo lleno de colores, aromas y formas es el que exploraremos a continuación; es uno donde la belleza salta a la vista, pues se encuentra presente en cada uno de sus componentes, en cuanto a tamaño existen desde los más difíciles de apreciar a simple vista hasta los más generosos, encontraremos desde olores embriagantes hasta los más repulsivos y curiosas formas que pueden parecer tiernas o agresivas.

Al mundo al que nos referimos es el de las Orquidaceae o mejor conocidas como Orquídeas, tal vez en alguna ocasión hayas escuchado hablar de estas bellas flores o quizá no, de cualquier forma aquí podrás conocer un poco de ellas. 



La familia Orquidaceae es considerada una de las más grandes, pues cuenta con 25 mil especies conocidas a nivel mundial, sin contar las especies híbrido. Su nombre procede del griego orchis que significa testículo, lo cual hace referencia a su estructura biológica. 

Ophrys bremifera
Las orquídeas son un símbolo de ternura, belleza, amor y lujuria. En la antigua Grecia eran un símbolo de virilidad. Se sabe que en la edad media se usaban para la realización de pócimas mágicas. En la actualidad son apreciadas a lo largo y ancho de nuestro planeta y hasta existen asociaciones encargadas de su estudio, reproducción y conservación; también son usadas para la fabricación de un delicioso saborizante (vainilla) o como ornato dentro de nuestros hogares y jardines.
Estas hermosas plantas habitan la mayor parte de nuestro planeta, sobre todo en regiones tropicales y únicamente privan de su presencia a la Antártida. Y claro no podemos dejar de mencionar que México es un orgulloso poseedor de alrededor de 1260 especies y 70 géneros, de los cuales el 40% sólo se pueden encontrar en nuestro territorio, es decir que son endémicas.


Los ecosistemas que son favorables para su subsistencia son los bosques de neblina y las selvas tropicales húmedas del sur de nuestro país; sin embargo, su capacidad de adaptación las ha hecho adecuadas para habitar regiones con climas áridos o fríos.
Vanilla planifolia
Las orquídeas son plantas perennes que pueden ser terrestres, subterráneas,  trepadoras, parásitas o epifitas (plantas aéreas), es decir que usan a otra planta sin parasitarla, como base para crecer. Comúnmente son verdes y realizan la fotosíntesis, aunque hay unas que no tienen clorofila. A continuación te mencionaremos algunos géneros de orquídeas que existen:

-Ophrys: este género tiene tubérculos radicales que se renuevan anualmente a partir de la axila de una escama (hoja) radical, y a partir de éstos se generan las yemas del año siguiente; el brote, más tarde, crece dando un tallo aéreo con hojas alternas, sésiles, con el limbo de nervadura paralela, que produce una inflorescencia más o menos abundante.
-Cattleya: son las más abundantes en los trópicos, se fijan a los árboles, su tallo tiene hojas aisladas y muchas raíces colgantes.
-Vanilla: es un género que posee raíces hipogeas (subterráneas) pero tallos aéreos que se adhieren a diversos sustratos gracias a las raíces aéreas (similares a las de las plantas epífitas).
-Neottia: son heterótrofas, es decir, que se alimentan de los elementos que la naturaleza les provee, carecen de clorofila y subsisten a expensas de las sustancias orgánicas que se presenten en el terreno donde viven.

Ophrys speculum
Las flores de las orquídeas son muy variadas. Son tanto masculinas como femeninas, es decir, son hermafroditas. Sin embargo, para que la polinización se lleve a cabo, es necesaria la ayuda de insectos, aves o murciélagos pues ellos son los encargados de llevar el polen de flor en flor; pero no es un trabajo gratis pues cada uno de ellos se lleva una recompensa que puede ser alimento (néctar), aceites o fragancias. Lo anterior tiene un detalle curioso, pues cada especie de orquídea tiene una flor perfectamente adaptada para la anatomía de cada uno de sus polinizadores.




Las flores generalmente florecen una vez al año por la misma época, agrupadas en espigas o racimos, están constituidas por tres sépalos, dos pétalos y el labelo. Este último es un pétalo modificado que sirve de punto de atracción y plataforma de aterrizaje para los polinizadores, que se encargan de llevar a otra  flor el polinio (pequeña masa de polen). 
Existen algunas flores que llevan a cabo un acto que se conoce como resupinación, en el cual deben girar 180° antes de abrirse, con el objetivo de dejar expuesto el labelo a sus polinizadores.

Cattleya auriantiaca
El tema de las orquídeas es extenso y variado, es un gran mundo que deja perplejo a cualquiera, no sólo por su hermosura y colorido, si no por todo lo que encierra en su anatomía y hábitos diarios; esto también ha traído consecuencias  negativas para su sobrevivencia, pues cualquiera se pierde en el deseo de poseer  una belleza como la de estas plantas.

Actualmente existen varias especies (endémicas y no endémicas) que se encuentran en la categoría de amenazadas, sujetas a protección especial o en peligro de extinción (para mayor información visita http://www.biodiversidad.gob.mx/especies/pdf/NOM_059_SEMARNAT_2010.pdf)

Neottia nidus-avis
La razón fundamental de esto es que creemos que el mejor lugar para ellas no es su hogar natural, sino el nuestro y saqueamos su ecosistema, también en ocasiones son comidas por animales de pastoreo, o los bosques donde habitan son talados y además son exportadas de manera clandestina a países como Estados Unidos, Europa y Japón lo cual evita que se sigan reproduciendo. 

Por ejemplo, una orquídea endémica que actualmente se encuentra en categoría de amenazada de acuerdo a la NOM_059_SEMARNAT_2010 es una especie terrestre llamada Bletia urbana, en otro post te hablaremos más de ella.


Para muchas especies de animales y plantas es un momento crítico, no olvidemos que gran parte de esa biodiversidad se trata de riqueza endémica de nuestro país.  De modo que la próxima vez que compres una planta asegúrate que sea de invernadero (que se haya cultivado específicamente para su venta legal) porque de otra forma puedes estar apoyando el saqueo deliberado en lugares donde ya no existirán esas especies gracias al mercado negro que crece por nuestra ignorancia o falta de interés.



Bibliografía:


-LOT, A. y Z. Cano-Santana (eds.)  Biodiversidad del Ecosistema del Pedregal de San Ángel. . México, DF: UNAM, 2009. 


-Normas Oficiales Mexicanas: NOM-059-SEMARNAT-2010


Fuentes electrónicas:


http://naturalfonso.blogspot.mx/2009/07/orquidea-fantasma.html

http://amo.com.mx/articulos.htm

http://articulos.infojardin.com/orquideas/orquideas-tipos-orquideas.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada